Buscar este blog

jueves, 10 de enero de 2013

Prófugos de cuello blanco I - Álvaro y José Lloreda Foncolpuertos


Informe especial I PARTE

En Colombia se ha vuelto una costumbre que los funcionarios públicos y  los empresarios salgan del país sin ningún miramiento cuando presumen que serán juzgados o requeridos por las autoridades.

Los casos más notables de los últimos tiempos son los de los empresarios Álvaro José y Jorge  Lloreda (padre e hijo) sentenciados por fraude al Estado en el caso de Foncolpuertos; María Del Pilar Hurtado ex directora del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad DAS y el más reciente el del ex comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo quien es acusado por la Fiscalía por fraude en la desmovilización de 70 presuntos guerrilleros de la compañía ‘Cacica  Gaitana’ de las FARC en el 2006.

Álvaro y Jorge Lloreda viven en Estados Unidos a pesar de tener en Colombia una condena de nueve años y medio

Hace poco más de veinte años el entonces presidente César Gaviria liquidó la empresa estatal Puertos de Colombia y para responderle a los más de 18 mil empleados y pensionados portuarios, creó un fondo llamado Foncolpuertos. Los  ex empleados y otros que no lo eran, legalizaron los cobros frente a jueces de la república y los pagos accedieron a  unos tres billones de pesos.

Älvaro José Lloreda
Fot semana.com
En ese momento aparecieron La Fiduciaría del Pacífico presidida  por Jorge Alberto Lloreda y la Corporación Financiera del Pacífico _Corfipacífico_ de Álvaro José Lloreda, quienes adquirieron los títulos valor a los empleados, en muchos casos por montones menores y los vendieron al Fondo de Inversión de Cali, Bancali, por la suma de 13 mil millones de pesos, esto sucedió en el año de 1998.

Sin embargo, hasta 1999 las autoridades se dieron cuenta que algunos de los pagos hechos eran un fraude, así  que Foncolpuertos  suspendió el pago de los mismos y Bancali entró en proceso de liquidación.  Para esa época los Lloreda fueron investigados por la venta fraudulenta de los títulos valor.

Luego de la investigación padre e hijo fueron juzgados y sentenciados, pero en el 2008 cuando se les dictó orden de captura los Lloreda ya habían salido del país rumbo a los Estados Unidos. Fueron fallados a nueve años y medio de cárcel, y a pagar 13 mil millones de pesos por fraude al Estado, hoy viven en Miami.

PROFUGOS DE CUELLO BLANCO

1 comentario:

  1. Y no se ha hecho nada para pedir su extradicción,? a los que no son culpables si losbuscan ... Pikaros

    ResponderEliminar

Gracias por hacer tu comentario