Buscar este blog

jueves, 10 de enero de 2013

La guerra sin cuartel en contra de los "narcosubmarinos"


Los “narcosumergibles” o “narcosubmarinos, llamados así popularmente,   son naves acuáticas o submarinos  hechos en las selvas suramericanas para transportar cocaína a diferentes puntos de Centroamérica y  Estados Unidos sin ser detectados.  

En las últimas tres décadas  la Armada Nacional y la Policía de Colombia han incautado 82 submarinos desde que se descubrió el primero en 1983 que era rudimentario y debía hacer paradas en diferentes puntos. Once años después, entre 1994 y 1995 se detectaron y retuvieron  dos naves más y desde entonces la lucha por parar con el comercio de estupefacientes por este medio no ha sido tarea fácil para la policía de Colombia. 

Foto Policía Nacional de Colombia.
Timbiqui Cauca. Capacidad de 12 toneladas-
En el año 2000,  la Policía colombiana detecto en la población de Madrid Cundinamarca una bodega en donde se estaba fabricando un “narcosumergible”, el más grande encontrado hasta ahora, con capacidad para transportar doce toneladas de cocaína y que sería llevado al Pacífico para ser ensamblado en las selvas de la región. A partir de entonces, las pesquisas para encontrar y detener estas naves se inició también en tierra.

Por la continuas divisiones que surgieron dentro de las cúpulas y organizaciones del narcotráfico, entre los años 2005 y 2007, esta forma de delinquir tomo fuerza y así la fabricación de estas "naves caseras" para transportar los estupefacientes hacia las costas norteamericanas.

Para el 2007 la Armada Nacional de Colombia retuvo ocho “narcosubmarinos”, siete en el Océano Pacífico y uno en el Atlántico, entre ellos uno con capacidad para transportar doce  toneladas de cocaína.   Para el 2008 los grupos los narcotraficantes incrementaron la fabricación de estos y para este año la policía detecto e inmovilizó ocho naves más. Estas cifras de mantuvieron en promedio hasta el año 2011, pero aumentaron el año pasado al alcanzar la cifra de diez “narcosubmarinos” retenidos.

Foto Policía Nacional de Colombia. "narcosubmarino" incautado
en el Valle del Cauca. Capacidad 10 toneladas.

El martes anterior una fragata de la Armada Nacional retuvo un “narcosumergible”  a sesenta millas náuticas de la desembocadura del río Naya, límites delos departamentos occidentales del Valle y Cauca. El aparato tiene 15 metros de largo y tres metros de ancho y con una capacidad para transportar hasta cuatro toneladas de cocaína. La nave estaba a la deriva sin tripulación y sin carga carga. Al parecer, los narcos,  pretendían cargarlo con droga en altamar, lo abandonaron al notar la presencia de la Armada.



Las autoridades  colombianas han detectado que la lucha de los carteles de la droga colombiana, ya no solo son territoriales, sino también mecanismo de cómo deben transportar la cocaína de manera efectiva, sin riesgos y que sin ser detectados.

Foto Policía Nacional de Colombia. La banda de
"Los Urabeños" estaba fabricando este "narcosubmarino"
con capacidad para ocho toneladas de cocaína
La policía colombiana ha revelado que los narcotraficantes han logrado cambios y mejoras a los “narcosubmarinos” El  encontrado el martes tiene controles sofisticados de sumersión y orientación, un sistema de manejo de lastre y aire acondicionado central. 

El costo de fabricación de estos aparatos oscila entre 500 mil y dos millones de dólares, dependiendo de la capacidad y los adelantos tecnológicos. Para facilitar su desplazamiento y bajar costos la mayoría tiene dos o tres tripulantes para su operación. 

Los “narcosubmarinos” tienen motor diesel y su capacidad les permite salir de las costas suramericanas y llegar a México o Estados Unidos sin salir a la superficie.


Por otro lado, El periódico New York Times informó en octubre del año pasado, que el uso de sofisticados submarinos para el narcotráfico se incrementó  y que al menos hoy los narcos utilizan tres modelos diferentes para delinquir. Asevera este diario que muchos de estos son construidos en las selvas sudamericanas y que se han convertido en un reto para la guardia costera de ese país.


Sin embargo, en los Estados Unidos no se descarta que estos aparatos puedan ser utilizados para transportar terroristas a su territorio y aunque no se ha detectado ningún actividad al respecto, el diario explica que no existe ninguna razón para que estos delincuentes cooperen con el terrorismo, ya que los submarinos son construidos por contratistas independientes que pueden vender sus creaciones al mejor postor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer tu comentario