Buscar este blog

viernes, 30 de agosto de 2013

Los colombianos no podemos olvidar, así nos llamen subversivos

Editorial

Si el despertar del aletargamiento en que nos han sumido los malos políticos y los malos gobernantes es subversión, que llamen ahora a todos los colombianos ¡Subversivos!

"Si perdéis estos momentos de efervescencia y calor, si dejáis escapar esta ocasión única y feliz, antes de doce horas seréis tratados como insurgentes: ved los calabozos, los grillos y las cadenas que os esperan."  haciendo alución a las palabras del santandereano y prócer colombiano José Acevedo y Gómez el 20 de julio de 1810 es el momento que tiene cada colombiano para reflexionar sobre lo que quiere de su país, de su gente, de la economía y antetodo del futuro de sus generaciones.


Foto tomada de Internet
En las redes sociales y en los medios tradicionales de comunicación por estos días pululan una serie de frases, imágenes y videos que nos llegan al alma, pero que infortunadamente son reacciones momentáneas y que sino aprovechamos para darle forma ahora a nuestra nación, indiscutiblemente estaremos repitiendo la historia de doscientos años atrás.

Las emociones y los sentimientos se entrelazan cuando vemos cómo son golpeados los campesinos, los estudiantes o los protestantes, nos conmueve la defensa de los protestantes a la policía o la amabilidad de los campesinos que ofrecen viandas al escuadrón móvil antidisturbios, Esmad. Nos dejamos llevar por las emociones de nuestros sentidos y quizá mañana hablemos del paro y la protesta como algo que paso y no tuvo transcendencia, y saben ¿por qué?, porque desconocemos nuestra historia, porque vivimos el día a día como si no fuéramos de aquí, pero tampoco de allá, sumergidos en el mundo del consumismo.

En estos medios también aparecen sectores que muestran su repudió al presidente Juan Manuel Santos, otros a expresidente Álvaro Uribe y unos y otros están buscando la reelección presidencial de Santos o Uribe, aprovechando "estos momentos de efervescencia y calor".

Es fundamental recordar y tener presente para elegir gobernante, congresistas y alcaldes, hechos no muy lejanos de nuestra historia para no cometer los mismo errores y encaminar esta "patria boba" que es bendecida por Dios.


Foto tomada de Internet
Ahora  por los disturbios y sus desafortunados trinos, dicen que Santos es el culpable de todo lo que esta sucediendo, sí, lo es, pero en parte, por no ver más allá de su nariz las soluciones reales a la salud, al agro, a la educación, a la minería y al magisterio, entre otros, y por seguir las reglas establecidas de un capitalismo furibundo y entregar nuestro país por pedacitos a todas las multinacionales posibles. No lo estoy defendiendo, ni justificando, porque a todas luces eso no lo hace un colombiano de bien elegido por un pueblo.





Foto tomada de Internet

Pero ésto viene de atrás, cuando alegremente el señor Uribe hizo reformas a la salud, a la seguridad social, a las horas extras laborables y comenzó a privatizar las empresas estatales; cuando creó por intermedio de su Comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo el frente "La Cacica la Gaitana" de las Farc para hacerle creer al país que estaba luchando por la paz y que fuera el medio para que los paramilitares se acogieran a la vida civil sin ser censurados y lo que es peor, sin ser juzgados; las famosas chuzadas que enmarcaban a los periodistas y a quiénes se atrevían a hacer oposición a su gobierno eran tildados como subversivos, pero, el tiempo lo ha demostrado, detrás de todo esto estaba un nuevo grupo de narcotraficantes que llevaban drogas a EE.UU; al intento fallido de vender Telecom, la empresa estatal más importante en telecomunicaciones, cambiando su imagen, exterminando al sindicato, y no pudo; Al fracaso de su "ahijado" Andrés Felipe Arias para facilitar Agro Ingreso Seguro, que solo iba a beneficiar a los terratenientes y los más ricos del país, en fin la foto que acompaña este texto dice aún más.



Y sigo con el conteo y qué hablar del famoso "neoliberalismo" que implantó César Gaviria Andrés Pastrana le abrió el camino a la inversión soterrada del extranjero, mostrando a los Estados Unidos como el "padre benevolente" que le ayuda a su hijo tercermundista  y que decir de los pésimos gobiernos de Barco, Julio César Turbay, Alfonso López Michelsen, Belisario Beatancourt, cada uno con historias propias de malos gobiernos.


Todo esto ha hecho que nuestro país se derrumbe poco a poco, solo Uribe y Santos le dieron la estocada final a nuestro campo, a nuestras empresas estatales, a la salud, a la educación, desconociendo la Constitución colombiana que dice que el Estado velará por el ciudadano y mil cosas más.


La invitación para cada colombiano es: ¡NO OLVIDEMOS!, porque si lo hacemos estamos condenados a repetir la historia, estamos condenados a que creamos que cada protesta, cada cacerolazo, cada publicación en las redes sociales la hacen los subversivos y creo entonces, que por estos días a todos los colombianos nos deberían llamar subversivos por despertar del aletargamiento que los malos políticos y gobernantes han hecho con nosotros.

¡NO OLVIDEMOS! que tenemos derecho a elegir a colombianos de bien, que sean capaces de defender las instituciones, hacer valer la Constitución, que no enfrenten a los más pobres contra los más pobres, y que le proporcionen a los colombianos la paz, el trabajo y el derecho a vivir en un país que es rico y pujante desde lo mires.

En este momento de "efervescencia y calor", piensa, analiza y elige correctamente. Que nos llamen subversivos por pensar, elegir y recordar el pasado

jueves, 29 de agosto de 2013

El "papayazo" de Juan Manuel Santos

Orden Publico - Colombia

El presidente Juan Manuel Santos hizo publicas algunas aseveraciones el fin de semana anterior en la red social Twitter, que le han costado criticas a nivelo nacional e internacional y a su vez el desarrollo descomunal de un paro que tiene a su gobierno en jaque.

Desde hace algunos meses los campesinos colombianos han venido solicitando al gobierno su apoyo para no seguir en la pobreza, porque según ellos la firma y la vigencia del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos los ha llevado a la quiebra, pero sus voces no han sido escuchadas, como sucedió el pasado 7 de mayo en el congreso de este país.


El inconformismo de los campesinos ha llegado a tal grado que iniciaron una movilización en el departamento de Boyacá, ubicado al nororiente de Bogotá, desde la semana pasada.

El presidente Juan Manuel Santos minimizo en su cuenta de Twitter esta situación o como se dice popularmente en Colombia, "dio papaya" y la situación se le salió de las manos y hoy la movilización campesina amenaza con aislar a la Capital, Bogotá, de este país suramericano y a su vez logro que otros protestantes como estudiantes, magisterio, mineros, transportadores se movilizaran dentro de la ciudad y así general un caos sin presedentes, que para muchos bogotanos no se vivía desde el gobierno del entonces presidente Julio César Turbar Ayala

Las trinos de Santos que desbordaron las marchas y lo tienen en Jaque 

El domingo anterior en la tarde Santos hizo estas publicaciones en Twitter:



  • "El tal paro nacional agrario no existe"
  • "Decían que van a aislar a Bogotá, no hay tal, son 10 o 15 personas, la situación está bajo control y los problemas se están solucionando"

El mismo día y luego de que los medios de comunicación desmintieran las palabras del presidente, éste salió a trinar, pero ya era tarde:
  • "No menospreciamos las protestas, de ninguna manera", aclaró el mandatario, quien en su intervención inicial había reconocido "legítimas reclamaciones" de "algunos sectores de algunos departamentos".

  • "Reconocemos protestas localizadas y trabajamos para resolver lo que las suscita", insistió vía Twitter el mismo domingo.
El paro inexistente de Santos se ha
fomentado como pólvora a lo
largo y ancho de Colombia
La situación se salió de las manos y aunque el primer mandatario viajó a la ciudad de Tunja, capital de Boyacá, para hablar con los labriegos y expreso su ingenuidad -para otros papayazo- al publicar en Twitter,  la protesta generalizada no tiene marcha atrás y miles de colombianos saldrán hoy a las calles a protestar por la falta de apoyo del gobierno al agro, a la minería  a la educación digna y los "cacerolazos"no se harán esperar en distintas regiones del país, como se han ido viviendo desde el lunes anterior.